Diabetes y depresiónEscrito por: Doctor Alberto Quirantes Hernández,,, – Se deprime habitualmente una persona a quien se le diagnostica diabetes. No resulta para nada agradable conocer del padecimiento de una enfermedad para todo el resto de la vida.

Se considera algo difícil convivir con una dolencia de manera permanente y la necesidad de cambiar costumbres y formas de vida.

Diabetes y depresión

La depresión dificulta hallar una motivación para cuidarse, hacer dieta y ejercicios, realizar otras faenas vinculadas con la enfermedad como es la realización doméstica de las glicemias, llevando un control estricto, pues a veces el estado de ánimo se abate e incluso levantarse de la cama ya requiere un esfuerzo.

En un diabético deprimido el control metabólico de su enfermedad puede empeorar.

Habitualmente, cuando ambas situaciones concurren en una misma persona, suelen tratarse de forma separada. Para muchos, cuando se arregla una sola de ellas, la otra también debe mejorar.

Debe ser simultánea

Cuando el estado depresivo se deriva de la enfermedad, ambas situaciones deben manejarse al mismo tiempo, según fue demostrado en la Universidad de Georgetown en Estados Unidos.

En estos enfermos se recomienda comenzar a realizar un tratamiento conductual o de intervención donde se trata la diabetes mellitus y la depresión al mismo tiempo.

Muchos de los cambios en el estilo de vida necesarios en la diabetes mellitus también mejoran el estado de ánimo.

Con los diabéticos deben realizarse reuniones colectivas en ágiles sesiones de intercambio y motivación guiadas por un personal especializado con respuestas personalizadas para cada uno de los participantes.

Es muy evidente la motivación en cuanto a la realización de ejercicios. Quienes se proponen salir a la calle, ser activas y actuar en colectivo, se sienten mejor con ellas mismas y son capaces de controlar mejor su diabetes.

Aunque la epidemia mundial de esta enfermedad se basa en gran parte en una mala selección de los alimentos consumidos, en relación a la dieta de golpe y porrazo, no se debe orientar a una persona a consumir tan solo ensaladas de la noche a la mañana pues no resulta realista.

Se deben promover sustituciones graduales de las comidas del gusto personal hacia recetas más saludables. A quien le guste comer empanizado, recomendarle sustituir la harina blanca o el pan rallado por salvado de trigo y si es posible la utilización en la sartén de pequeñas cantidades de aceite de oliva.

O la base de una pizza debe ser de rodajas de berenjena con vegetales variados o pollo sazonado encima y cubiertas de salsa de tomate y si acaso una pequeña cantidad de queso derretido. De esta manera se convierten en un manjar y al mismo tiempo saludable.

En estas actividades las personas sienten a alguien escuchándolos y preocupados por ellos. Y son capaces de hacer cambios.

Una propuesta

En estos momentos Cuba tiene registrados más de 600 mil diabéticos y todos ellos necesitarían participar en este tipo de reuniones colectivas para su educación y para mejorar su estado de ánimo.

Para impartir este tipo de enseñanza a tan basta cantidad de personas y de la manera más simultánea posible, solo pudiera lograrse con la participación plena del médico de la familia, cada uno con el grupo de diabéticos censados en su área de trabajo.

Pero a su vez, este personal debe ser preparado al efecto por un equipo de profesores capaz de ser conformado por los hospitales de nivel en atención secundaria.

Se trata de educar primero a los educadores de los diabéticos a nivel de todo el país.

Esta experiencia ya fue realizada y publicados sus prometedores resultados en la Revista Cubana de Medicina General Integral hace algún tiempo.

Esta estrategia puede ayudar a la gente a hacer cambios duraderos y en hacerlos sostenibles.

Porque con la diabetes los cambios deben durar toda una vida.

 Artículo relacionado: Programa Mejorar la calidad de la vida del paciente diabético. Resultados finales sobre mortalidad

 Tomado de: http://www.radiococo.icrt.cu/2015/11/20/diabetes-y-depresion/

Hipervínculo:

Programa Mejorar la calidad de la vida del paciente diabético. Resultados finales sobre mortalidad

 http://scieloprueba.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252005000300002&lng=es&nrm=iso

 

MSc. Dr. Alberto Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología

Hospital Docente “Dr. Salvador Allende”
Ciudad de la Habana – Cuba
E. mail: alberto.quirantes@infomed.sld.cu

 

 

Los comentarios están cerrados.

Páginas Sociales
Calendario
mayo 2016
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031